· 

Problemas culturales: sociedad sin conciencia financiera

Problemas culturales: sociedad sin conciencia financiera

Por: Bernardo Castillo, José Avilés

 

La educación financiera es la capacidad de entender cómo funciona el dinero en el mundo; como una persona lo obtiene (gana), lo administra, lo invierte y lo dona para ayudar a los demás. Más específicamente, la educación financiera se refiere al conjunto de habilidades y conocimientos que permiten a un individuo tomar decisiones informadas de todos sus recursos

financieros. En los últimos años la misma ha sido un problema que ha llegado a afectar varios ámbitos y personas, al no contar con la capacidad financiera para afrontar los difíciles tiempos en los que se vive hoy en día. 

Toda esta cultura financiera debe de ser fomentada en las escuelas, en los medios de comunicación con difusiones que logren captar la importancia que tiene la educación financiera es en la vida personal. Dejando ver un visión de que el saber ahorrar y saber invertir son algo que cualquiera puede hacer sin asesoramiento financiero , o que cualquiera puede aprender con una sola clase de finanzas. Una de las principales problemáticas de él porque no crecen exponencialmente los mercados financieros en México, es por la falta de educación en la población. Son varios factores que hay en la forma de educación en México que hacen que no se pueda enseñar como normalmente se enseñan otras asignaturas. La importancia de inculcar el correcto uso de las finanzas personales hace que las personas se mantengan informadas de cómo hacer que su dinero fluya de manera constante.

La problemática de la mala educación financiera en la escuelas está arraigada a la forma de cómo se enseña en las escuelas mexicanas. Entonces la respuesta de esta interrogante es cuestionable , ya que el modelo que se sigue impartiendo en la escuelas mexicanas en primer lugar es de bajo nivel, en donde la educación sobre el ahorro es uno de los puntos en los cuales no se tocan, ni se tocará hasta que haya un cambio de conciencia no sólo de los alumnos ni los directivos, sino de la sociedad.

El periódico “El financiero” expuso una noticia en donde Adolfo Negrete García, vicepresidente del Comité de Inversiones de la Asociación Mexicana de Intermediarios Bursátiles (AMIB) y director de Ahorro Institucional en Monex, señaló que la baja cultura financiera es una realidad, y hace falta que se incremente. La falta de educación financiera en México es un problema que si no se llega a tratar en este momento vamos a seguir viendo repercusiones en nuestro futuro como falta de crecimiento económico en el país.

Las palabras de ahorro e invertir son palabras que a muchas personas les suenan comunes, ya que son fácil de decir pero poco de comprender. La mayoría de las personas saben que el ahorrar y el invertir es necesario para tener un flujo de dinero más efectivo en su vida personal, pero no lo llegan a poner en la práctica porque sólo saben la información necesaria más no el contexto de importancia que tiene y se piensa que con sólo saber los términos automáticamente tendrán mejores ahorros y sus cuentas bancarias se inflaran.

Desde el punto de vista de un mexicano promedio, hay que estudiar para trabajar y trabajar para vivir, este es un pensamiento típico de la población. Esta visión de vida no hace alucinación a que hay que tener planes a futuro, planes que deben ser llevados a algo concreto y no sólo como ideas, como por ejemplo querer una casa para vivir con la familia. Este ejemplo es muy común en la vida de cualquier persona que quiere formar una familia en un futuro no más largo de 20 años. Aquí está un factor de cultura financiera, las personas pueden empezar a invertir para que su dinero genere una ganancia de a un plazo de 20 años, que en lo general lograrían cubrir el gasto de comprar una casa con el valor del dinero que se puso en el pasado que generó más valor en un futuro.

Estos pequeños detalles no son analizados con profundidad por la población mexicana, ya que no tiene idea o imaginación de lo grande que puede rendir la inversiones a largo plazo. Aquí es cuando se comprende que si la población tuviera la información necesaria para saber como hacer rendir su dinero sin que pierda valor día con día; las personas estarían más interesadas en cómo ahorrar e invertir . La falta de información en la personas hacen que no tenga las intenciones de formar parte de una persona activa en los mercados financieros, esto es una cuestión que debe ser ser importante para toda la sociedad.

La mayoría de la personas se queja que la economía de México está estancada y que el gobierno no hace nada para que los mexicanos tengan una mejor calidad de vida, pero en verdad ese es el problema de población con bajo ingresos. Forbes publicó una noticia en donde aclara que cada 6 de 10 mexicano carece de ingresos suficientes para cubrir sus necesidades básicas. Las oportunidades de mercado financiero para personas que tienen bajos ingresos es una barrera de entrada , ya que no tienen dinero suficiente para vivir, menos tendrán para ahorrar o invertir. Alrededor de 90 millones de mexicanos, es decir el 75 por ciento de su población ganan entre 0 y 40 dólares diarios; este sería el gran impedimento real de que las personas se vinculen más con un sector financiero donde los únicos privilegiados para poder entrar son las personas que tiene un ingreso económico alto.

Atraer un público para este sector financiero es una tarea complicada y más con las complicadas barreras de entrada que tiene el público en el momento de entrar, como la falta de información en las personas de cómo organizar sus planes de vida o la falta de ingresos suficientes para poder tener un alcance de invertir o ahorrar; son la principales factores de esta problemática. Todas estas problemáticas son vinculadas al objetivo general del escrito, la educación financiera en México. Este es principal problema a atacar para generar un mayor progreso en todos lo ámbitos generales.

La falta de información de la sociedad acerca de cómo formar estrategias para un plan de inversión , ahorro o planes de su flujo de dinero, provoca que la gente también gaste de forma inadecuada sus ingresos. La mayoría de las personas mexicanas gastan más de lo que perciben provocando que generen menos la capacidad financiera para la cual cada quien tiene para ahorrar o invertir. Las personas tienen la creencia de que el ahorro sólo es para las personas que generan más ingresos y piensan que ellas sólo van ahorrar cuando ellas perciban más dinero, lo cual no sucede en la todos los casos. La población debe de saber que los accesos y las oportunidades de tener en función el dinero en los mercados es abierta y accesible para todo público.

Con una buena educación podemos entender como funciona el dinero en el mundo, como lo ganan las personas o los intermediarios financieros, como se invierte ese dinero y que instituciones o personas lo hacen. La educación financiera como en cualquier otro tipo de

educación debe tener 5 pilares en cuenta; que son la educación, la información fiable, las soluciones adicionales a las que las personas hayan pensado y la manera de enseñar.

Llevar un plan de educación financiera viable debe de verse como un proceso dinámico de acuerdo al tipo de personas con que el que se esté tratando para ofrecer distintos planes y alternativas para poder guiar su dinero en finanzas sanas. No se puede hablar desde el primer día con un niño, o un joven acerca de inversiones directas en bolsa de valores, o de abrir una empresa, por esa razón se llevara en este texto un avance progresivo y de acompañamiento de finanzas para una persona estandard.

Antes hablar de dinero en familia se consideraba tabú, algo malo o prohibido para toda la familia, a raíz de esto mucha gente creció sin tener las bases para basar su economía y fue aplicando lo que aprendía en la vida. En estos días hablar de educación financiera debe de ser como hablar de educación alimentaria, de salud o de cívica; ya que a final de cuentas nos incluye a todos y es una parte muy importante de nuestras vidas.

Un punto de vital importancia para tener unas finanzas exitosas es comprender totalmente que es un activo y que es un pasivo. La gente tiene una mal entendimiento de lo que esto significa, ya que toman algunas de sus posesiones materiales asegurando que son activos cuando en realidad son pasivos; lo cual se ve mucho en la cultura mexicana. El comprar algo diciendo que es una inversión y cuando se le pregunta que ¿Cuándo lo venderá? ;responden que no piensan venderlo, esto toma dos significados, el primero es que esa compra no es un activo sino que es un pasivo por el simple hecho de que sacó dinero de los bolsillos, además está directamente relacionado con la diferencia entre capital y flujo de efectivo. Y la segunda es que para invertir se debe de tener una estrategia, un perfil de inversionista y un objetivo claro, si no se cuenta con alguno de estos tres puntos clave para ser inversionista ya sea en mercado accionario, siendo freelancer o socio de alguna persona en algún nuevo negocio, es similar a apostar en un casino.

Si se ve desde un punto de vista realista, hay millones de oportunidades de inversión en el mundo y miles en un país o una ciudad, sólo es cuestión de decidir cuál es la mejor opción para la persona. Otro punto importante aquí es que las personas se conozcan a sí mismas, que comprendan y se den cuenta de la tolerancia que se tiene al riesgo, esto en caso de querer ser inversionista. Otro punto que se aborda mucho es el volverse emprendedor o freelance junto con algún socio para empezar el negocio de sus sueños, algo vital que definirá el futuro de este negocio y de la amistad entre los socios es precisamente este, saber elegir buenas personas, es la piedra angular en cualquier negocio. Se tiene que aprender de cada interacción y así bajar los riesgos al mínimo basándose en la tolerancia al riesgo que se tenga.

Se puede notar tres problemas en la cultura mexicana que impiden tener una educación financiera que rinda frutos:

  • ●  A los mexicanos no se le inculcó el hábito de ahorrar y si es que se llegó a aprender, fue porque los padres estaban en alternativas como tandas, usaban alcancías o depósitos en el banco muy pequeños que sacaban poco tiempo después de hacerlos.

  • ●  La desconfianza de la gente en instituciones bancarias, de ahorro o de inversión formales.

  • ●  Los jóvenes visualizan un futuro a corto plazo y al momento de preguntarles acerca de su futuro o de su vida solos, suelen evitar el tema.

Este último punto es de vital importancia ya que si lo vemos de cualquier perspectiva, los jóvenes son los que más afectan a la economía nacional; esto es porque en el país hay más jóvenes en edad laboral que adultos entre 40 y 80 años, como resultado estas cifras son algo alarmante. Las últimas generaciones de jóvenes se muestran preocupadas por sus finanzas en un futuro inmediato, poseer cosas materiales y basándose en vivir el día a día. Muchas familias nunca han inculcado el saber ahorrar o pensar en el futuro; el objetivo de la educación financiera y de las inversiones no es generar dinero sino generar patrimonio, usar lo que se tiene para verlo crecer y trabajar sobre eso. Muchos padres no se preocupan por la educación universitaria de sus hijos, y hay que mencionar que es la etapa de educación más cara en la vida de un joven, independientemente si es universidad pública o privada porque no sólo es la colegiatura, sino son materiales, transporte, viajes, viáticos, todo lo necesario para poder completar una carrera.

Un método de antaño usado por la mayoría de los padres fue el clásico “Voy a pagar esta tarjeta de crédito, usando esta otra tarjeta de crédito” o de pensar que el crédito es una extensión del dinero real con el que se cuenta. Este tipo de pensamientos hacen que la gente o en este caso los jóvenes, tengan una mala idea de cómo funcionan las finanzas personales, en especial los créditos. Cambiar el modo de pensamiento de los jóvenes respecto a este tema es vital, ya que los créditos constituyen gran parte de las cosas que se hacen o se pueden pedir como automóviles, créditos educativos, créditos empresariales o cualquier otro que represente un pago a futuro.

Al final, no se trata de cuanto ganes sino de cuánto vas a tener realmente, hay trabas como impuestos, comisiones y otros posibles gastos que a tu ganancia total le van a bajar una cantidad importante. Una educación financiera completa, siempre debe de decir y explicar que cuanto se hace una inversión, lo primero es ganarle a la inflación, luego a la comisión y de ahí puede que ya incluye los impuestos correspondiente, en caso de que no, ganar también los impuestos. Después de estos tres puntos clave, lo que quede ya es ganancia personal . Es imposible aprender a hacer las cosas correctamente sin hacerlo alguna vez, como cualquier inversionista en el rubro que sea se deben aprender las reglas básicas y de ahí aprender de las caídas. Cualquier persona necesita un futuro brillante y respaldado por sus finanzas y que mejor que tener educación financiera desde pequeños para que tengan un brillante futuro.

Se conocen los datos de desempleo del año pasado, aunque ha sido menor que en 2014 o en otros años, sigue siendo una alta tasa de desempleo. Se aclarara que estos datos están recopilados de empleos formales, en México mucha gente trabaja en empleo informal; es decir que no reportan impuestos o no están registrados en el IMSS o en el ISSSTE. Lo anterior sólo son algunos ejemplos de cómo para toda estas personas que se encuentra dentro de la tasa de desempleo es de vital importancia contar con educación financiera, no sólo para ellos, sino para sus familias.

Un día se cuenta con un trabajo estable y al siguiente no se tiene nada, es una de las realidades a la que se enfrentan muchos mexicanos que se pueden coincidir con gastos como colegiaturas, deudas o demás gastos de la familia. Lamentablemente este tipo de cosas pasan todos los días y no es una realidad aislada, si se ve a un nivel más alto que una familia no cuente con recursos para gastar y tener un buen calidad de vida. Esto podemos multiplicarlo por las miles de familias que pasan por eso se tiene un altísimo déficit de liquidez y ¿esto qué puede traer?, una ralentización de la economía del país que no se alcancen los niveles esperados de crecimiento del país y finalmente todos intuyen que un país crece por proyectos e inversión, cosa que claramente no se da al 100% en nuestro país.

En ejemplos como este, una educación financiera bien dada tendría preparada a la familia a enfrentar una situación así teniendo mínimamente 2 cosas; un fondo de ahorro en alguna institución bancaria u optar por usar fondos de sus inversiones siempre y cuando estén dentro de su frontera de inversión. Estas opciones acompañadas de cosas como ingresos por parte de alguien más de la familia, reducción de costos y reducción de gastos; llevar finanzas sanas en lo que se recupera o se consigue un nuevo empleo es posible.

¿Hay alternativas? Claro que las hay, como se dice coloquialmente “la cosa es buscarle”, está demostrado que muchísimas familias sacan adelante a sus familias con cantidades que van desde los $200 min semanales. La manera de cómo lo hacen es digno de estrategias familiares , es decir muchas personas que jamás se han visto en esa situación no sabrían cómo afrontarlo pero porque sufrir estas cosas si es posible prevenirlas o al menos tener una cierta cobertura para imprevistos.

En este caso podemos ver que la principal problema que afecta a la población económica activa es el desempleo que existe en el país. El desempleo ha sido uno de los problemas sociales más graves que enfrenta México en su actualidad. La causa de desempleo ha provocado que a través de los años, se creen muchos más trabajos, de los cuales no todos han sido de calidad o de suficiente remuneración para la optativa de una calidad de vida promedio. Las condiciones del desempleo que se viven actualmente en México, INEGI las clasifica como “condiciones inadecuadas de empleo desde el punto de vista del tiempo de trabajo, los ingresos o una combinación insatisfactoria de ambos”, ha sido con la tasa creciente de 11.9 a 13.2% entre octubre de 2014 y noviembre de 2015. Lo que significa que hay seis millones seiscientos noventa y seis mil novecientos setenta y cuatro personas en estas condiciones, en donde se paga entre uno y dos salarios mínimos, los cuales no alcanzan para la obtención de productos básicos.

Esto por consiguiente trae que las personas no tengan en sus planes invertir tiempo en una planeación logística de la administración de recursos y o del dinero, ya que sobreviven al día con día en respecto a su poder monetario. El desempleo y la falta de empleos bien remunerados son lo principales causas de que la mayoría de la persona no piensan en hacer un plan estratégico de cómo administrar su dinero. A parte de que tienen las familias mexicanas empleos mal remunerados, también no tienen las mismas oportunidades o prestaciones de servicios sociales básicos, esto provoca que gran parte de sus ingresos vayan destinados para satisfacer estos servicios que el gobierno no puede cumplirle a la sociedad a los trabajadores.

En México, el cuarenta por ciento de la población no ahorra. Sin embargo, la cifra de quienes sí lo hacen podría sonar alentadora. Actualmente el sistema financiero marca que 43.7% de los mexicanos utiliza mecanismos informales como la famosas tandas, guardar dinero debajo del colchón o préstamos familiares. Además de ahorrar de manera informal, los mexicanos solo lo hacen pensando en el corto plazo, para cubrir emergencias o metas personales inmediatas. En último lugar se encuentran motivos como el retiro y la inversión. También usan la manera informal de ahorro debido a la falta de acceso a instrumentos de inversión o ahorro formales en el mercado.

Con un buena educación y leer correctamente lo que dicen los informes, y las letras pequeñas de los contratos se puede obtener información como la que aquí se presenta. Con estos ejemplos sencillos de entender se puede darle la información necesaria a una persona

 

para que tome una decisión acerca de su futuro y se tome más enserio la construcción de su patrimonio. 

 

En febrero del 2015 la CONSAR dio a conocer un nuevo indicador, el Comparativo de Afore en Servicios (CAS), que ordena a las Afore respecto a la calidad que da a sus clientes. Esto es importante debido al tema de las pensiones, ya que muchos mexicanos pasaban sus vidas trabajando, confiando en que sus afores les darán lo necesario para vivir cuando se retiren pero la realidad es muy diferente. También se han hecho modificación al formato de retiro por desempleo para hacerle notar a los trabajadores los puntos negativos que tendrá sobre su afore el tener menor semanas de interés acumulado. 

Se han lanzado campañas para que las personas pueden abonar a sus afores desde 10 pesos, la ya famosa canción “10 pesitos para tu afore” para aumentar de manera gradual los montos de ahorro además de fomentar la cultura de ahorro en las personas y aun así el reto de fomentar el ahorro e inversión es grande. A través de los esfuerzos de empresas, afores, bancos y de gobierno, en un largo o mediano plazo se podrán ver mejoras reales y medibles ya que se contara con mejores afores, gente más informada y con una cultura muy diferente a la de las generaciones anteriores en la cual las exigencias por servicios financieros de calidad y manejo de cuentas de las instituciones financieras. Los montos que realmente les sirvan no sólo para sus vidas como trabajadores sino para sus años de retiro en los cuales, no son personas solas sino que en muchos casos son jefes de familia con necesidades económicas.

Otro punto importante dentro de la educación financiera es la educación, si se ve de la mejor manera, la educación es una inversión a largo plazo, mientras se esté mejor preparado, mejores oportunidades tendrá un estudiante en la vida. Una educación financiera para los padres los llevará a entender que invertir en la educación futura para sus hijos es más que necesario ya que una carrera en alguna universidad privada puede llegar a costos poco más de un millón de pesos.

Hay miles de ejemplos de padres que no se preocuparon por este punto y en el momento en el que sus hijos deciden ir a una universidad privada por cualquier razón, se ven limitados por el alto costo de las colegiaturas. Cuanto ejemplos no hay de estudiantes destacados en sus respectivas preparatorias que al no entrar en alguna universidad pública y no poder pagar una universidad privada, no se ven en posibilidad de continuar con sus estudios, reduciendo así las oportunidades y competitividad del joven en el mundo laboral. Esto es algo muy grave en el mundo de hoy ya que cada vez se busca a jóvenes mejor preparados y en caso de que empiecen una empresa, sin los conocimientos básicos, la probabilidad de éxito es baja.

Para 2015, la CONDUSEF no aprobó a 6 instituciones de las 12 que ofrecen seguros educativos en México; de las aprobadas la mejor fue GNP seguros con 7.68 y aunque es la que tiene mejor calificación es la que más recibió reclamaciones aunque claro es lógico debido al número de personas con las que se trabaja en esa institución y tienen contratado un

 

seguro ahí. Como ya se dijo uno de los aspectos más importantes para un padre es la educación de sus hijos y para poder contar con un respaldo para su educación hay distintas opciones.

La primera es el seguro para la educación profesional o “Segubeca” como también se pueden encontrar en las páginas de los seguros que es la unión de un plan de ahorro y un seguro. Básicamente en lo que consiste es en guardar de forma mensual, bimestral, trimestral, semestral o anual una cantidad fija determinada con el asesor de seguros para generar intereses más altos que los ahorros en un banco. Mientras que por parte del seguro cubre al padre desde la primera mensualidad y en caso de que el padre muera, la institución cubre todo lo que quede hasta la universidad. Algo importante a notar aquí es que la edad máxima para contratarlo es cuando el niño es a los 13 años y los detalles de cada contrato pueden ser diferentes.

La segunda opción es un fideicomiso, como el de “Mexicana de Becas”. Los fideicomisos se entregan entregan a los beneficiarios durante un periodo de tiempo, en caso de un estudiante, se entrega durante el tiempo que dure su carrera. Existe la posibilidad de que la institución cuente con convenios o descuentos en escuela privadas pero eso depende de donde se contrate el fideicomiso educativo. Para “Mexicana de Becas”, el sistema que usa es de bloques de 5 años, en los que se deposita un único pago que puede ser desde $5,000.00 MXN y al igual que el seguro de educación profesional ampara el bloque en caso de que el padre muera.

La tercera opción es una financiera como NAFIN que desde 2012 lanzó un programa de financiamiento para la educación superior. La mecánica de es que ofrecen un monto de crédito máximo de $230,000 mxn actualizables a la inflación, con una tasa fija de 9.9% hasta 13.9% y se tiene hasta 15.5 años para pagar, además de no necesitar garantías pero sí con un aval u obligado solidario. Muchas escuela privadas cuentan con su opción de financiamiento y estos se basan en el interés que se tiene en que el alumno estudie en la institución e incluso se pueden pagar parciales, es decir no por la carrera completa sino solo el tiempo que se necesite como los certificados de educación PIE del sistema del ITESM.

Un punto del cual muchas personas se podrían quejar es que no conocen en cuanto les saldría contar con uno de estos seguros, la CONDUSEF ha realizado ya estos estudios y recabando información de las distintas compañías que ofrecen este tipo de seguros se puede ver lo siguiente, hay que notar que el caso de análisis se basó en es un hombre de 30 años no fumador, la suma está en dólares además de que está considerado para cubrir los gastos en el Tecnológico de Monterrey con el plan a 18 años. 

Esta información que se acaba de presentar es de fácil acceso público y cualquiera puede encontrarla si la busca. Una llamada por teléfono o una consulta a las aseguradoras ayuda a hacer un plan a la medida y así asegurar la educación futura de los hijos. ¿Cuánta gente no habrá querido saber esta sencilla tabla para asegurar su educación? seguramente mucha ya que como universitarios conocemos lo difícil que es llevar unas finanzas sanas teniendo el peso del costo de la escuela.

Se ha oído muchas veces que el mejor regalo de un padre hacía un hijo es la educación, así que con esta información se espera que jóvenes padres piensen en lo que quieren para sus hijos, que les ayuden a triunfar y así tener más profesionistas en el país, con un mayor conocimiento y entendimiento de los problemas, no se necesitan más activistas de sillón o gente dirigiendo una revolución desde el Starbucks de Santa Fe, se necesita gente que comprenda y proponga, jóvenes que hagan e impulsen el crecimiento del país, un país que carece de universitarios, publicaciones, patentes, entre otras cosas tiene que pensar en el futuro de sus niños y a través de un seguro educativo es una manera de asegurarlo o dar una buena ayuda a llevar el peso.

El aspecto más famoso que ofrece la educación financiera son las inversiones pero cómo funcionan las inversiones es algo no tan complejo realmente, funcionan bajo varios parámetros para el inversionista, como su tolerancia al riesgo, para que quiere la inversión y cuánto tiempo realmente puede pasar sin tocar el dinero. Usando estos 3 principios básicos, se puede analizar a una persona para armar un portafolio, pero una inversión no funciona si no se deja madurar, que el dinero trabaje por sí mismo para generar el monto que se fijó como objetivo. Se ha tenido la experiencia de invertir directo en bolsa y a en lugares a donde hemos ido siempre son las mismas preguntas ¿Qué hago? ¿En qué invierto? ¿Tú en qué inviertes?, vaya todas esas preguntas tienen respuesta pero hay que entender que cada quien tendrá una estrategia diferente y en eso se basan sus respuestas.

 

Hacer correctamente esta práctica es como cualquier cosa, toma tiempo aprender a hacerlo bien y es necesario aguantar las caídas para aprender de ellas. Hay conceptos básicos que se necesitan para poder invertir en bolsa, como conocer qué es el IPC, cuántas empresas hay en la BMV. Por ahora en este escrito se ha visto sólo inversiones a largo plazo como los afores y fondos de inversión para educación. Bueno para invertir en acciones se puede pensar en corto y largo plazo pero por ahora con enfocaremos en el largo plazo.

Aunque se enfoque en el largo plazo, es totalmente válido y todos estarán de acuerdo en que se puede comprar y vender en una semana y se ha generado ya suficientes ganancias, todo depende de cómo puedes llevar la presión, aguantar y ante todo respetar tu estrategia. No hay peor tarde que en el que no se respeta la estrategia. 

Para llegar a tener un estabilidad financiera en la cual uno esté consciente de cómo va hacer fluir su dinero para beneficio propio, debe de tomar en cuenta conceptos básicos de manejo del dinero y con las cuales se alcanzarán las metas financieras que se propongan. De los primeros conceptos en comprender es el de presupuesto, el cual es simplemente conocer las posibles metas de ahorro, es decir saber la capacidad de ahorrar y de endeudarse. En esta parte se debe hacer un punto de vista real de las finanzas personales y empezar a eliminar gastos innecesarios que se tengan.

La imagen extraída directamente de un portafolio de inversión muestra el rendimiento acumulado y el monto ganado, como se puede ver la diversificación del riesgo está puesta en las distintas emisoras de distintos sectores, para así tener mejores posibilidades de cumular un mejor monto a largo plazo o el tiempo que tengamos en mente tener las inversiones activas, claramente los riesgos son mayores pero son proporcionales al beneficio que pueden ofrecer.

Las estrategias de inversión están basadas en el riesgo contra el rendimiento, ya que la teoría dice que mientras más sea el riesgo de una inversión más alta es la posibilidad de tener un mejor rendimiento que tener todo con bajo riesgo. Armar un portafolio de inversión básico se puede hacer en 3 partes, la primera para tener liquidez, la segunda para riesgos en plazos conocidos y la tercera de renta variable. Aunque claro dependiendo del perfil del inversionista esta combinación básica puede cambiar o modificarse de acuerdo a las necesidades que se tengan o a las posibilidades de inyección de capital al portafolio.

Como se menciona , la primera parte del portafolio se basa en la liquidez, comprar activos en corto para tener una liquidez de venta en caso de que lo lleguemos a necesitar. Esto quiere decir que se puedan vender rápidamente pero obviamente con un rendimiento. En la segunda etapa activos a plazos conocidos que es de donde se quiere obtener ingresos de manera constante durante cierto tiempo, como bonos y CETES, por último la renta variables, que son las acciones, donde se tendrá el mayor porcentaje del portafolio aunque puede variar dependiendo del perfil de la persona, la recomendación es tener un número de 5 emisoras ya que es el número adecuado para poder darle suficiente atención a cada una sin caer en exceso de riesgo o de mala toma de decisiones.

Aunque existen distintos tipos de estrategias como las de núcleo y satélite, las duplicantes de índices o basadas meramente en forex, la decisión final de cual usar es de la persona ya que un asesor de inversión emite su punto de vista y recomienda lo mejor pero si la persona que va a invertir decide hacer caso omiso y optar por una estrategia más arriesgada puede hacerlo.

También depende el objetivo de la inversión, ya que por ejemplo para concursos del mes o similares estrategias semanales se pueden preparar comprando en lunes y vendiendo en viernes. Mientras que si es una estrategia de más de 5 años se puede hacer meramente fundamental, ya que es la opción debido a que se debe confiar en la solidez de la empresa y no en los movimientos diarios como se revisará en estrategias técnicas o en trading intradia.

 

El siguiente concepto que una persona que quiere mejorar su situación financiera, es el de inversión. En términos generales, se refiere al empleo de un capital en algún tipo de actividad o negocio con el objetivo de incrementarlo. Dicho en otra manera, utilizar tus recursos actuales, los cuales vas a renunciar el día de hoy, para que en un futuro tengas un rendimiento de ellos mejor y los puedas utilizar. Para invertir debes de saber realizar tus plazos de inversión y los rendimientos que te ofrecen, para que en el futuro puedas tener el rendimiento esperado planeado. Para invertir recuerda no usar nunca el dinero que requieras o tengas que utilizar para pagar el día de hoy.

También el siguiente concepto es necesario para contemplar la educación financiera, el ahorro. El cual es separar partes de tus ingresos de cierto periodo, y guardarlo para utilizarlo en un futuro. Se tiene que realizar que el ahorro, no es guardar lo que sobre, es guardar cierta proporción planeada, esto es para alcanzar metas planeadas o para prevenir situaciones de emergencia que puedan surgir, y así el gasto de esta posible emergencia no impacte de grande manera en el bolsillo personal. Se recomienda que los fondo de de ahorro para que tengas beneficio en rendimientos y obtengas seguridad, los realizas en instituciones financieras como bancos.

 

Los hábitos financieros son simples y sencillos de adecuar a la vida diaria para que se pueda tener una visión más amplia de cómo utilizar el dinero en las diferentes situaciones que se viva. El primero hábito financiero que se debe de tener es la planificación, es el punto de partida para dar el primer paso de una vida financiera sana, ya que se deben de plantear las metas y objetivos para utilizar los recurso de una manera fácil y sacarle provecho al dinero.

El siguiente paso es el de comparar, ya que es necesario ver cuales son las mejores opciones que ofrece este mercado financiero, en la formas de ahorrar e invertir. Y por último el de diversificar, aquí es obligatorio visualizar los recursos y ver que no todos vayan para la misma opción, especialmente en las inversiones. Diversificar es la manera de protegerse de los riegos que hay en los mercados financieros y así que no afecte el patrimonio.

Como se ha mencionado el objetivo de una educación financiera y la administración de los recursos con los que se cuenta, no es ser un ahorrador compulsivo y acumular dinero sino tomar los recursos y sacarles provecho, que el dinero trabaje para generar más dinero. A cualquiera le gustaría no correr riesgos en el proceso o que el proceso fuera rápido pero hasta lo más básico de economía y finanzas dicta que todo es cíclico y en algún punto se estará arriba y en cualquier momento se puede caer.

La educación financiera no es algo nuevo, se ha intentado establecer una guía de enseñanza para las escuelas, siendo una iniciativa de la CONDUSEF pero no ha arrojado los resultados esperados, todos los economistas, financieros, analistas o personas relacionadas con la economía pueden respaldar la idea de que es más que necesario implementar sistemas de educación financiera para todos, el futuro de las finanzas de todos está en sus propias manos.

 

Las nuevas generaciones de jóvenes ponen entre sus prioridades el tener una buena estabilidad económica y salud física, pero el problema es cómo alcanzar lo primero, las nuevas tendencias hacen que los jóvenes piensen en un futuro inmediato y no en su patrimonio, que es lo que harán cuando dejen de ser mantenidos por sus padres y se tengan que enfrentar a la realidad, una buena educación financiera y manejo de las finanzas personales marcan la diferencia entre una persona preparada para el mundo y su competitividad y una que no tiene idea de cómo obtener recursos además de trabajar.

El mundo es cada vez más competitivo y no sólo es necesario tener conocimientos de una sola área, hoy en día es necesario ser capaz de coordinar actividades con personas de distintas especialidades y obtener el máximo rendimiento de la manera más eficaz, para ello una educación financiera es vital ya que te da los principios de paciencia, autocontrol, de fijar un objetivo y a partir de los recursos que se tienen, generar más, lo que cualquier empresa, grupo de trabajo o persona quiere, construir un patrimonio que le respalde su vida o que le ayude a tener una mejor. 

Aún con todo esto se encuentra varios obstáculos como que la gente acepte que no sabe lo suficiente acerca de finanzas y que necesita ayuda, el autoconocimiento y a partir de ello sentar las bases de una buena educación es fundamental además de las ganas de querer aprender a ser más responsable con las finanzas personales. Otro punto importante que puede hacer difícil este cambio de mentalidad es el mismo sector financiero, que ha creado una especie de lenguaje especializado que puede resultar complicado a la gente común cuando realmente no lo es, claramente hay conceptos, técnicas y otras cosas que requieren más conocimiento especializado pero las bases para finanzas personales y manejo de portafolio de inversión es perfectamente entendible por cualquier persona. Además de estos dos problemas el tercero es el más importante y difícil no sólo de eliminar sino de evitar que ocurra, es que hay muchos intereses de por medio, si todos entendiéramos lo necesario, no se contrataría las tarjetas de crédito con tasas de interés superiores al 90% y nadie en el mundo compraría instrumentos de inversión o entraría en fondos con rendimientos inferiores a la inflación.

Una buena educación financiera es la base para un mejoramiento en el rendimiento económico de la sociedad, dando las bases para que la gente sepa lo que se le ofrece, lo que empuja a la industria ya sea productiva o financiera, a mejorar sus servicios y actualizar sus estrategias de inversión para que sean comprensibles para todas las personas.

 

Esto hará que se cambie la mentalidad de una sociedad y eventualmente si es eficiente el cambio generacional de la cultura de inversión y ahorro. Todo esto para mejorar la calidad de vida de uno mismo y de su familia, porque si bien es cierto que el dinero no compra la felicidad o no es todo lo que se necesita en el mundo, si abre muchas de las puertas y oportunidades para ser más competitivo en él.

“ Este esfuerzo por comunicar es una genuina tarea de educación financiera. Y en la medida que una buena educación financiera se propague entre más personas, el Banco Central se verá obligado a que sus decisiones tengan los más altos estándares de calidad, buen juicio, oportunidad e información, en beneficio de toda la economía y de cada uno de los mexicanos.“ Agustín Carstens, durante la inauguración de la Semana Nacional de Educación Financiera 2012.

Los diferentes puntos de vista de cómo la falta de información hace que las personas no sepan o no tengan los conocimientos necesarios para llevar una planificación financiera personal, son causantes de que el mercado financiero no haya crecido en esta última década en la sociedad mexicana como en otras sociedad. La falta de educación financiera en la población genera que sólo sea un población consumista, y que sólo subsiste con las deudas que genera a causa de su mala planificación en su vida personal. Este conlleva a que las personas se hundan o se estanquen en su solvencia económica.

 

 

En muchas opiniones, se afirma que la progresión estancada en los sectores financieros o que no haya más usuarios en los bancos o el sistema del mercado de valores, se debe a que en la cultura mexicana no existe la educación financiera, aquí no se enseña de forma escolarizada o de manera de hábito social, esta información que es de uso diario en la vida de cualquiera. Y los pocos que conocen esta información y la idea de cómo planificar metas financieras, no pueden realizarlo ya que sus ingresos no los dejan. Tener un ingreso de salario mínimo establecido como de 73.04 este año 2016, no genera abasto suficiente para que las personas puedan reducir sus más sus gastos necesarios.

Se piensa que para poder tener todos la misma oportunidad o el mismo acceso a practicar el ahorro o la inversión, se deberá exponer los problemas a futuro que conlleva el no tener planes definidos sobre cómo vas a llevar tu vida financiera y fomentar a los jóvenes actualmente cultura financiera desde la educación mediana para que tengas presentes el cómo poder generar dinero y planificar sus metas.

Se cree que el gobierno debería de planificar estrategias de cómo incentivar o motivar a las personas para que puedan tener acceso a la información y concientizar su estado actual y futuro de cómo va a manejar su flujo de dinero, para que en su vida sea capaz de manejarlo de manera adecuada y eficiente. El gobierno debe de empezar a intervenir más en este ámbito ya que debe de prevenir que en la generaciones futuras ya no haya esta ignorancia en la sociedad. Esto es beneficio para en un futuro el sector financiero pueda crecer y compartir al ritmo de otros mercados financieros internacionalmente. Se debe de actuar en este reto, antes de que nos atrasemos más en el ámbito financiero y nos vaya a costar otros diez años más sin ver avances que la sociedad necesita en cuestiones económicas. 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Lo último del blog

Sistema Trading intradia

Leer más

Sistema sencillo de trading con 2 indicadores

Leer más 0 comentarios
Programa de Inversores Populares eToro