· 

¿Por qué hay tantos colapsos en septiembre y octubre?

Por: Aideé Garay

 

Esta pregunta se ha remontado bastantes veces, y no precisamente porque sea un nuevo descubrimiento, sin embargo cabría destacar que este tipo de aseveraciones pasa por alto por muchas personas que no están conscientes de las altas y bajas del mercado de valores, pero es interesante como estadísticamente las caídas son inminentes en dichas épocas del año.

 

Estos efectos bastante interesantes nos hacen preguntarnos lo siguiente: ¿Por qué hay caídas particularmente en estos dos meses? ¿Qué nos dice la cronología al respecto?

 

La misma historia nos marca las repetidas ocasiones que se han presentado estos escenarios, entre ellos destacamos la crisis del 1929, más conocida como “La Gran Depresión” distinguida como la más devastadora de la historia de la Bolsa de Valores de Estados Unidos, iniciando primero el día 24 de octubre de 1929 –conocido como el jueves negro- y consecuentemente los días 28 y 29 de octubre.

 

Por otro lado, el 14 de septiembre de 2007 se desata la crisis financiera provocada por los créditos hipotecarios de alto riesgo en Estados Unidos, y aún más curioso, el mismo 14 septiembre del siguiente año Lehman Brothers, el cuarto banco de inversión de Estados Unidos, se declara en bancarrota, y no solamente eso, particularmente el día 2 de septiembre de ese mismo año, la economía europea se contrajo mucho más de lo esperado según un informe de la OCDE.

 

¿Curioso, no? y aún hay más.

 

El 19 de octubre de 1987 el Dow Jones sufrió en una sola sesión una caída porcentual mucho mayor que en las peores sesiones del crack del 29. Desplomándose 508 puntos el principal indicador de Wall Street.

 

De igual manera, el 17 de septiembre de 2001, ocurre otro “Lunes Negro” para los mercados bursátiles, derrumbándose el Dow Jones  un 7.13%, mientras que el Nasdaq se desploma un 6.83% pese a la reducción de las tasas de interés de la FED.

 

Y eso no es todo, 25 de octubre de 2004. Las acciones caen a su peor nivel del año y el dólar registra su marca más baja en ocho meses frente al euro, el Dow Jones abre con una pérdida de 9 mil 710 puntos, su peor marca del año 2004.

 

¿No te convence aún?

 

El 15 de septiembre del 2008 las acciones europeas caen cerca de 6% y no solamente eso, la Bolsa Mexicana de Valores se desploma un 5.35% ante el temor de una recesión en Estados Unidos. Posteriormente a casi un mes después, desploma el Nikkei hundiéndose mil 90 puntos, de casi un 11.4%

   

Posteriormente el 20 de septiembre de 2011. Standard & Poor's rebaja la calificación de la deuda italiana de "A+" a "A" con perspectiva negativa.


Nuevamente en Octubre 2014 vuelve a desplomarse el Nikkei un 4.8%, ubicándose en 14 mil 952.61 puntos, su nivel más bajo desde octubre 2008. Sin embargo, reiteradamente se repite este patrón, el 22 de septiembre de 2016 el Nikkei cayó  5.4%, colocándose en  16 mil 85 puntos, la caída más pronunciada desde mediados de 2013.

 

El 15 de octubre de 2014,  el Ibex 35 desplomó con una caída de 3.59% cerrando en 9 mil 838 puntos, donde una de las principales causas de esta caída se debió a una mala apertura de Wall Street y la evolución negativa de la Bolsa de Grecia.

¿A qué se debe este patrón continuo de caídas?

 

Una instancia bastante interesante que marcó paulatinamente esta cronología de crisis o caídas de estos meses, fue del “oráculo” de la economía Martin Armstrong, quien decía que los ciclos económicos duran 3141 días, exactamente los cuatro primeros dígitos del número Pi, y para comprobar su teoría, estudió la historia de la economía de 1683 hasta 1907, y de una manera fascinante encontró una tendencia que se reproducía una y otra vez. Pues afirmaba que estos sucesos estaban económicamente y/o políticamente vinculados.

 

Este visionario pronosticó de forma acertada la crisis del 2007…

 

Sin embargo otros analistas e investigadores que observaron estos sucesos, coincidieron -diferente al efecto dominó de la crisis- en culpar a las vacaciones de verano boreal,  pues al llegar el otoño al hemisferio norte las burbujas estallan frecuentemente en el mercado bursátil, entonces el nivel de esperanza de los inversores están al tope, cuando están a punto de irse de vacaciones

 

En conclusión, una y otra vez los mercados caen en otoño.

Al ser un mercado irracional, movido por las emociones de las personas, en este concepto se enfatiza la baja de concentración en la manera en que se operan los mercados financieros, los inversores no se enfocan en las noticias del mercado a comparación del resto del año. Entonces es más un efecto psicológico en el cual retrasan su reacción hasta que vuelven al trabajo y tardan de asimilar las malas noticias.

Efecto de la psicología de las masas, fuerza psicológica, secuencia de Pi o no, lo que sí sabemos es que los meses de alta volatilidad favoritos de los mercados financieros son septiembre y octubre, por una manera de decir.

Escribir comentario

Comentarios: 4
  • #1

    Osvaldo (martes, 27 septiembre 2016 21:31)

    Interesante!

  • #2

    Belle Wertz (jueves, 02 febrero 2017 11:44)


    Hi! I'm at work surfing around your blog from my new iphone 4! Just wanted to say I love reading through your blog and look forward to all your posts! Keep up the outstanding work!

  • #3

    August Duke (lunes, 06 febrero 2017 17:45)


    Good article. I will be dealing with many of these issues as well..

  • #4

    Theron Poplawski (lunes, 06 febrero 2017 21:42)


    This info is worth everyone's attention. Where can I find out more?

Lo último del blog

Tipos de Ordenes en el Trading

Leer más

Nifty Fifty. ¿La historia de las empresas sobrevaloradas se repite?

Leer más

Sistema Trading intradia

Leer más
Programa de Inversores Populares eToro

Los CFD son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 65% de las cuentas de inversionistas minoristas pierden dinero cuando intercambian CFD con este proveedor. Debe considerar si comprende cómo funcionan los CFD y si puede permitirse asumir el alto riesgo de perder su dinero. 

Esto no es asesoramiento de inversión